Alertas con lo que se lee en Internet

1 122

Un fantasma recorre el mundo…Con esa conocida frase de Carlos Marx podríamos referirnos hoy al SARS-Cov 2, el nuevo coronavirus que provoca una neumonía que se ha hecho pandémica y se llama COVID-19.

Pero bueno, hay un virus, una enfermedad de transmisión rápida, presente en la mayor parte de los países, entonces ¿por qué fantasma?

Pues por el libertinaje para generar información no verificada y difícilmente verificable por quien la recibe.

Esas informaciones por lo general expresan la opinión de una persona o de un grupo sobre el tema de que se trate, persona o grupo que no necesariamente son conocedores del tema. Por eso mismo, para darle credibilidad, se apoyan en citas de tal o cual doctor (o doctora) de esta o aquella famosa universidad, aunque muy bien pudieran no existir esas personas, o nunca haber hablado sobre el tema.

Y quien lo lee lo repite, con alarma o esperanza según el caso, porque “lo vi en Internet”.

Pero alerta, lo que se lee en Internet debe ser asumido con mucho cuidado, porque no siempre, y de hecho, muchas veces no es exactamente cierto.

Un consejo saludable es escoger fuentes autorizadas, reconocidas por su veracidad. Muchas veces usted conoce, por publicaciones anteriores al científico o al periodista y sabe que ese trabajo es confiable, o lo encuentra en páginas de medios reconocidos. En eso se puede confiar.

Lo que se ve en Facebook, en Twitter o en los blogs personales de internautas desconocidos, y hasta en algunos medios debe ser asumido con cuidado y verificado antes de darle crédito.

En esos casos y siempre que se pueda, resulta muy positivo ir a los artículos que se citan, a los vínculos que se ponen como fuente de esa información. En otras palabras, no irse con la primera sino investigar más.

Recuerde siempre que las motivaciones para publicar contenidos en Internet pueden ser las más diversas, desde el simple deseo de compartir una idea que puede parecer interesante o curiosa al autor, hasta la peor intencionada y dañina que se le pueda ocurrir pasando por el simple deseo de lograr celebridad, likes, que es decir aceptación.

Respecto al nuevo coronavirus causante de la COVID-19, lo inteligente para cualquier residente en este archipiélago es atenerse a las actualizaciones que da el sistema de salud cubano, y en caso de dudas preguntar directamente al médico de su área, o a las autoridades del Minsap por las diferentes vías que se crean con tal fin.

Y no le apene preguntar, pues muy posiblemente eso que a usted le parece una banalidad poco importante no lo sea. Y en cualquier caso es precisamente eso lo que usted necesita que le expliquen.

Tenga en cuenta que al coronavirus SARS-CoV 2 hay que tomarlo muy en serio. Pero sin miedo, con disciplina para acatar las medidas de prevención y los tratamientos que indican nuestros médicos. Ellos son quienes en el mundo entero han demostrado que de verdad saben y no creen en fantasmas.